Ezequiel Barco, otra vuelta de tuerca de Atlanta

Atlanta United no ha llegado a la MLS para ser un equipo pusilánime, sino para tomar las riendas y ser protagonista. En su primer año no sólo consiguió entrar en los playoffs, sino que su nivel competitivo bien pudo haberlo situado entre los candidatos a la lucha por el título. Una tanda de penaltis contra Columbus Crew terminó dejando a los de Gerardo Martino en la cuneta antes de tiempo, pero el sabor de boca que había dejado el equipo de las cinco franjas en su debut era más que positivo. De cara a la nueva temporada, Atlanta quiere más, no se duda de que está en disposición de asaltar el título y con esa intención se ha producido el fichaje de Ezequiel Barco, el jugador más caro de la historia de la Major League Soccer.

La salida de Yamil Asad después de que finalizara su cesión de Vélez y no se alcanzara un acuerdo para renovarla dejó un vacío importante en la banda izquierda del Mercedes Benz, rápidamente subsanado con el aterrizaje en Georgia de Barco, poco después de lucirse en la final de la Sudamericana 2017 con la camiseta de Independiente. El cartel que el Tata Martino sigue teniendo en Argentina sirve de foco de inspiración para muchísimos jóvenes en Sudamérica, y una vez más volvió a demostrarlo convenciendo a Barco de irse al norte antes que buscar un salto a Europa que, por potencial, debería llegar tarde o temprano. En 2017 ya se llevó al que estaba considerado como mejor jugador de la liga argentina, el paraguayo Almirón, y ahora vuelve a repetir jugada, previo pago de 15 millones de dólares, una barrera que ningún equipo de la major había cruzado nunca.

Barco no es Asad. El recién llegado puede aportar mucho más regate en distancias cortas y una explosividad que puede conjugarse a la perfección con las características de Josef Martínez en la punta de ataque. Estos dos jugadores, junto al ya citado Almirón y al Tito Villalba en la banda derecha pueden conformar el ataque más demoledor de la liga a poco que haya química entre ellos. Asad fue un jugador de rendimiento intermitente pero muy bien valorado por la afición, aunque su temperamento lo lastró en varias fases de la temporada. Este año, Atlanta apuesta por la fantasía pura, rodeando al impetuoso Martínez de tres talentos de alta escuela que también obligará al Tata a redoblar esfuerzos en la parcela defensiva.

La llegada de Darlington Nagbe para apuntalar el centro del campo con su visión de juego y conocimiento de la liga y la apuesta por el venezolano José Hernández para competir con Greg Garza por el puesto de lateral izquierdo son otros dos movimientos a tener muy en cuenta en la nueva versión de Atlanta. El Tata Martino tiene en sus manos no sólo una incubadora de talentos que tarde o temprano acumularán noches de gloria en el fútbol europeo, también tiene un candidato a todo que buscará sostenerle la mirada a Toronto en su defensa del título.

Un comentario en “Ezequiel Barco, otra vuelta de tuerca de Atlanta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s