Un nuevo despertar para Lodeiro

Nico Lodeiro fue el mejor fichaje que se realizó en la MLS  en 2016. Su impacto en unos Sounders casi desahuciados sin opciones de playoff fue inmediato y terminó guiando al título al equipo esmeralda en una de las remontadas más sorprendentes que se haya visto en el fútbol estadounidense, por lo que el listón para 2017, su primer año completo, era altísimo. Finalizado el último curso, el uruguayo se marchó a su tierra natal para descansar con siete goles y nueve asistencias, jugando de nuevo la final, aunque esta vez probando el amargo sabor del subcampeonato contra Toronto. Sus números, en cualquier otro contexto, habrían sido positivos; pero tratándose de él, es inevitable pensar que Lodeiro se quedó a medio camino de lo que esperaba la afición sounder.

Esta sensación no es exclusiva de Lodeiro, también el 2017 del delantero Jordan Morris fue discreto, y la reaparición de Clint Dempsey tras sus problemas cardiacos hizo que su campo de influencia se viera limitado. Aunque el entendimiento entre el uruguayo y el de Nacogdoches es bueno, esto no siempre se plasmó sobre el terreno de juego, bien por el menor espacio para poder desarrollar su fútbol de líder, bien por el conocimiento que ya tienen de él los entrenadores rivales, los cuales buscaban reforzar siempre la vigilancia sobre Lodeiro.

Llega una nueva temporada con tres frentes para Seattle -MLS, US Open Cup y Champions League-, y Lodeiro ya ha afirmado estar preparado para el desafío: “Este año va a ser grande para mí, me siento bien. Poco a poco voy cogiendo ritmo y me siento mejor”, revelaba recientemente en la web de los Sounders. Dominar la Conferencia Oeste vuelve a ser el objetivo para su técnico, Brian Schmetzer, que espera que este año sí haya un gran rendimiento desde el minuto 1 por parte de Lodeiro, Dempsey y Morris, sus principales puntas de lanza.

La relajación por el trabajo bien realizado en el pasado no puede servirle ya al mediapunta de Paysandú, ya que los refuerzos en el frente ofensivo de Seattle son de un perfil similar, buscando la creatividad y la fantasía en los últimos metros. Víctor Rodríguez aterrizó en el verano de 2017 y ofreció buenos minutos de juego, dando refresco a las piezas titulares, pero este año pujará por la titularidad. También llega con hambre de demostrar su categoría el noruego Magnus Eikrem, recién llegado desde el Malmö sueco, sin olvidar a Harry Shipp, futbolista de gran calidad muchas veces ignorado por el foco mediático. Schmetzer ha dotado de fondo de armario a los Sounders desde su llegada, pero los tres jugadores citados buscarán aprovechar cualquier mínimo descuido de Lodeiro para intentar asaltar el once de forma definitiva.

Los Sounders pretenden dar una vuelta de tuerca a su sistema táctico en este 2018. Visto el gran rendimiento de Cristian Roldán, que en muchos partidos se bastó y se sobró para apuntalar el centro del campo, los Sounders buscarán poner en práctica un 4-4-2 en rombo, lo que hará que los mediapuntas tengan más peso por las zonas interiores y dejará las alas a cargo de los laterales Leerdam y Francis. Pocas cosas deberían motivar más a Lodeiro que un rol de 10 puro en el que pueda surtir desde atrás a dos delanteros poderosos como Bruin y Morris. Las circunstancias están dadas para que el sanducero vuelva a demostrar que lo de 2016 no fue flor de un día, al tiempo que Óscar Tabárez vigila desde Montevideo lo que sucede en el estado de Washington.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s