Toronto-Columbus: La venganza de Berhalter (0-2)

Toda la MLS giraba en torno a Toronto: sus fichajes, su pretemporada, su debut en la Champions League o su favoritismo en las casas de apuestas dejaban la sensación de que en Norteamérica había un equipo a años luz del resto. Al mismo tiempo, en el estado de Ohio, Gregg Berhalter curaba las heridas de su plantilla, eliminada en la final de la Conferencia Este del año pasado a manos de los reds, en absoluto silencio. La instrucción era la de volver al BMO Field, no dejarse llevar por los recuerdos de la eliminación de 2017 y potenciar lo que en el pasado fueron los puntos débiles de Columbus. Objetivo conseguido.

Los Crew se presentaron en Canadá con los retoques justos para una plantilla que evoluciona sin aparentar reconstrucción en ningún momento. Ya sin Meram ni Ola Kamara, en Orlando y Carson, respectivamente, Gregg Berhalter se limitó a hacer los retoques necesarios en una plantilla que ya era realmente competitiva la temporada pasada. Para sustituir al delantero noruego llegó Zardes de LA Galaxy, oscurecido en el pasado por las lesiones y la recurrencia de todos sus entrenadores en situarlo lejos de la punta del ataque; su nuevo entrenador le dio total confianza como delantero centro y a Higuaín y Santos por detrás para surtirle de balones, algo que el internacional estadounidense no ha tardado en agradecer. Para tapar la importante ausencia del iraquí Meram, el movimiento ha consistido en mover al portugués Santos a ese flanco y guardarle las espaldas con Milton Valenzuela, un lateral cedido por Newell’s que supone un salto de calidad considerable respecto a Raitala y Francis. En la medular, mantener a Artur ha sido una decisión brillante, su evolución en el once desde que aterrizó en 2017 ha sido constante y siempre en aumento.

Con esas nuevas armas, Columbus salió a morder desde el principio. Su presión alta obligaba al centro del campo de Toronto a estar alerta en todo momento y el marcaje individual de Abubakar a Giovinco, sin ser efectivo al cien por cien, sí dejó una versión ligeramente descafeinada del italiano, sobre todo comparándola con la vista en los dos partidos contra los Rapids en Champions. En Toronto, Greg Vanney apostó por su centro del campo más talentoso y ofensivo, con Bradley, Aketxe, Osorio y Vázquez dispuestos en rombo, esto es, mucha capacidad de asociación, pero aún sin química suficiente para afrontar un partido con aprietes como los que ejercieron sus rivales en la media de Columbus. Artur y Trapp tuvieron el suficiente oficio como para no dejarse deslumbrar por la puesta en escena de Greg Vanney. El estado del césped del BMO Field, aún castigado por el invierno canadiense, no ayudó tampoco al espectáculo deseado por los locales.

Los Crew avisaban sin llegar a morder del todo en la primera mitad, buscando siempre la espalda de Mavinga con balones en profundidad y poniendo a prueba a Van der Wiel, el lateral holandés finalista de un Mundial pero rookie en la MLS al fin y al cabo. El panameño Martínez, quien parece que tendrá bastante protagonismo por la derecha del ataque esta temporada, pudo haber puesto por delante a los de Ohio de no haber sido por la madera. El honor llegaría justo antes del descanso, y le correspondería a Higuaín en su partido 150 en la major: desde el corazón del área, y sin ser la ejecución más brillante, hizo bueno un envío de Valenzuela desde la izquierda para poner el 0-1 justo antes del descanso.

El jarro de agua fría lo fue aún más cuando, en el inicio de la segunda parte, Santos envió un pase entre líneas milimétrico para que Zardes pusiera rápidamente el 0-2. Zardes debió de ver la luz ante el pase del portugués, ese tipo de asistencias que nunca llegó a recibir cuando jugaba en los Galaxy. A partir de ahí, Berhalter empezó a contemporizar, seguía estando ante el vigente campeón y la reacción era de esperar. Aketxe y Vázquez dejaron buenas combinaciones en la primera mitad, pero la lesión del barcelonés en el 51′ dejó un poco huérfana de criterio la zona de tres cuartos. Giovinco y el propio Aketxe empezaron a echarse el equipo a las espaldas, y a ambos les negó el primer gol de la temporada la madera, frustrando a unos reds que se las prometían felices y que ni siquiera tuvieron el punto de suerte necesario para volver a meterse en el partido. Los Crew aceptaron ese sufrimiento y dejaron en el olvido la final de conferencia del año anterior. Habrá que poner atención a Gregg Berhalter, el estratega silencioso, en 2018.

Ficha técnica

Toronto: Bono; Van der Wiel, Zavaleta, Mavinga, Morrow; Aketxe (Hasler,79), Bradley, Vazquez (Auro,53), Osorio (Delgado,71); Giovinco y Altidore
Columbus: Steffen; Afful, Jonathan, Abubakar, Valenzuela; Martinez, Artur, Trapp, Santos (Argudo,77); Higuain (Crognale,88) y Zardes
Goles: 0-1, Higuaín (44′); 0-2, Zardes (46′)
Árbitro: Ismail Elfath. Amonestó a Martínez.
Estadio: BMO Field. 26 633 espectadores.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s