Tim Weah y siete más: Los nuevos rostros de EE. UU. tras el desastre

Tim Weah (PSG). El hijo del Balón de Oro George Weah no es un desconocido dentro de la pirámide futbolística de las selecciones estaounidenses. El año pasado se le pudo ver en el Mundial Sub-17 y su progresión dentro de las categorías inferiores del PSG le ha llevado a debutar recientemente con el primer equipo parisino, siendo cada vez más habitual verlo en las convocatorias de Unai Emery. Con un poderoso 1,85 de altura, Weah puede jugar en varias posiciones de ataque, tanto en el frente como volcado en ambas bandas. En el Mundial jugado en la India le endosó un triplete a Paraguay, misma selección con la que podría debutar a nivel absoluto.

Alex Bono (Toronto). Su convocatoria era cuestión de tiempo. Ya el año pasado fue uno de los mejores porteros de la MLS, ayudando a Toronto a ganar su primer anillo con actuaciones sobrias y decisivas al mismo tiempo, bien pertrechado por una defensa que podía ser de cuatro o de cinco, lo que le permite amoldarse a ambos sistemas con facilidad. En esta nueva era competirá con Hamid y Steffen por ser el sucesor de Tim Howard, y el joven neoyorquino que de pequeño quería ser delantero se encuentra ante una nueva oportunidad de mostrar al mundo su carácter y mentalidad, posiblemente su mejor atributo, como sostiene Tim Bezbatchenko, director deportivo de Toronto.

Shaq Moore (Levante). Las lesiones han jugado a favor de Moore esta temporada. El del Huracán forma parte del filial levantinista, siendo el lateral derecho propiedad de Iván López y Pedro López. Con ambos en el dique seco, Juan Ramón Muñiz apostó por Moore, que tuvo continuidad en varios partidos consecutivos de Liga y Copa del Rey, probando la dureza del fútbol de élite enfrentándose incluso a Leo Messi. En 2013 fue el capitán de la Sub-17 en el Campeonato de la CONCACAF, y en 2015 estuvo presente en el Mundial Sub-20. Hijo de un exinternacional de Trinidad y Tobago, Wendell Moore, parece que Shaq buscará desarrollar su carrera internacional de forma permanente con las Barras y Estrellas.

Erik Palmer-Brown (Kortrijk). En 2017, Palmer-Brown fue un escudero de lujo para la pareja de centrales de Kansas City, formada por Ike Opara y Matt Besler. El internacional Sub-20, presente en el Mundial de la categoría de Corea del Sur, empezó a captar la atención de no pocos equipos en Europa, entre los que se llegó a incluir el Betis. Finalmente, Palmer-Brown decidió dar el salto a Europa de la mano del Kortrijk belga, donde ya ha completado un partido completo y espera su oportunidad para asentarse como titular.

Antonee Robinson (Bolton). Con 20 años, Robinson es uno de los grandes desconocidos para la afición estadounidense. El lateral izquierdo del Bolton está jugando este año el Championship inglés cedido por el Everton, a cuya cantera pertenece. Nacido en Inglaterra, Robinson llegó a aparecer en una convocatoria de la Sub-18 en 2014, jugando frente a Alemania, pero una grave lesión de rodilla lo tuvo en el dique seco prácticamente toda la temporada 2015/16. El Jedi, como se le conoce en el vestuario, será uno de los jugadores a seguir con más detenimiento en el duelo frente a Paraguay.

Marky Delgado (Toronto). El centrocampista californiano estaba en una situación parecida a la de Alex Bono, cada vez más importante con Toronto en su camino a la MLS Cup 2017 pero sin presencia alguna en la selección absoluta. Fácilmente reconvertible en interior derecho, Dave Sarachan obtiene con Delgado un jugador muy polivalente y buen lector del juego, conocedor del ritmo que necesita el partido en cada momento. Pasó de forma puntual por cada categoría inferior de EE. UU. y ahora le llega una opción de asentarse como uno de los jugadores importantes rumbo a Catar.

Kekuta Manneh (Pachuca). El extremo de origen gambiano decidió apostar por su nacionalidad estadounidense para iniciar su carrera internacional. De destacada influencia en los Vancouver Whitecaps, su fichaje el año pasado por los Columbus Crew sorprendió bastante, ya que era una pieza interesante para Gregg Berhalter en caso de necesitar agitar un partido. En Canadá no se vio la mejor versión de Manneh, que también hizo una prueba con el Union Berlín de la 2. Bundesliga. Finalmente, en diciembre pasado se hizo oficial su salida rumbo al Pachuca mexicano, donde ha logrado convencer a Dave Sarachan para incluirlo en esta convocatoria experimental.

Andrija Novakovich (Telstar). La labor de los ojeadores estadounidenses en su búsqueda por reformar por completo la selección ha llegado hasta la segunda división holandesa, donde está jugando Novakovich. Original de Wisconsin, en 2014 Novakovich hizo las maletas y fichó por el Reading, que lo incluyó en sus categorías inferiores con 18 años. Nieto de Rade Prpa, que hizo carrera en el Bicester y el Oxford, Novakovich ha evolucionado como cazagoles en los Royals, que esta temporada lo han cedido al Telstar, donde esta temporada lleva 19 goles en 30 partidos, una cifra interesante para ponerlo a prueba con la absoluta e intentar buscar que Bobby Wood no se acomode en el puesto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s