In memoriam: Ron Newman, primer entrenador de la MLS

La MLS y el fútbol estadounidense se despidieron ayer con tristeza y amargura de Ron Newman, fallecido a los 82 años en Tampa, Florida. Newman fue una figura histórica por derecho propio no sólo para los entonces conocidos como Kansas City Wiz, sino también de la liga en sus primeros pasos a mediados de los 90. Exjugador de equipos ingleses modestos, Crystal Palace y Portsmouth son las dos paradas de su trayecto más famosas, hasta que decidió dar el salto en 1967 y fichar por los Atlanta Chiefs, equipo que sembró la semilla del fútbol en el estado de Georgia en la NPSL. También defendió la camiseta de los Tornado y los Strikers, éstos últimos durante un único partido por culpa de una huelga de jugadores en la NASL que lo obligó a completar el once de su equipo durante media hora con 44 años en una derrota por 4-0 ante los Diplomats. “Había 15 000 espectadores en aquel partido. Creo que se enfadaron al ver a tipos como yo y gente de la calle“, le dijo a un periodista de The Guardian años después con su tradicional ironía, de la que hizo su principal seña de identidad.

Su trayectoria no estuvo exclusivamente ligada con el fútbol, también dejó huella en el fútbol indoor, donde aún es considerado una leyenda en los San Diego Sockers, equipo al que dirigió durante varias temporadas en dos ligas distintas. Antes de apuntarse al proyecto MLS, tuvo también un breve paso por los Arizona Sandsharks, pero su lugar estaba de nuevo sobre el fútbol tradicional, donde le esperaba el banquillo de uno de los fundadores de la liga: Kansas City.

Además de ser el primer entrenador en la historia de los Kansas City Wiz (posteriormente conocidos como Wizards y actualmente como Sporting Kansas City), Newman tuvo el honor de ser el primer estratega contratado de la Major League Soccer. Posteriormente se fueron uniendo sus colegas en el resto de las franquicias que dieron el pistoletazo de salida. Su empaque como entrenador estaba fuera de toda duda, no sólo había mamado el fútbol inglés de los 50 y los 60, sino que también se había fogueado en la espectacular, caótica y desmadrada NASL de los 70, en la que fue condecorado con tres premios al Entrenador del Año.

Durante su etapa en los Strikers tuvo a su mando a George Best, estrella absoluta del equipo que no toleraba demasiado bien que se pusiera en tela de juicio su rol. En un partido, Newman decidió sentar al que se conocía como Quinto Beatle y éste le arrojó su camiseta de mala manera al abandonar el terreno de juego. Cuando los periodistas le preguntaron por ese incidente, Newman no se inmutó, sonrió y dijo: “¿Por qué voy a enfadarme? Tengo la camiseta del mejor jugador del mundo“.

En Kansas City no tuvo una estrella de la talla de Best, pero sí tuvo a jugadores que tuvieron cierto impacto en la MLS como Preki Radosavljevic, el hoy director general de los Sounders Garth Lagerwey o el zimbabuense Vitalis Digital Takawira, que llegó a sumar más de 100 partidos con la colorida camiseta de los Wiz. En el primer año de la MLS hubo una importancia vital de la mercadotecnia, a la que Newman contribuyó sin ser consciente de ello con una de las imágenes más icónicas de su historia. Cuando Carlos Valderrama se enfrentó con sus Mutiny a los Wiz, Newman decidió que sus jugadores recibieran al Pibe con pelucas rubias, lo que es hoy es todo un icono de aquel soccer noventero.

Amante del fútbol ofensivo y de establecer una buena y fluida comunicación con sus futbolistas, Ron Newman llevó a los Wiz a dos playoffs y en 1997 consiguió ser el mejor equipo de la Conferencia Oeste. Sean Bowers, exjugador de los Wiz en aquella etapa y hoy director general de los Sockers en la MASL de fútbol indoor, lo recuerda como “un entrenador de jugadores, los escuchaba. Es algo que aprendí de él y después apliqué eso en mis entrenamientos“.

Desde 1999, año de su retirada, Newman no ha hecho más que recoger los reconocimientos del fútbol estadounidense a su trayectoria: Salón de la Fama del Fútbol en 1992, Paseo de la Fama de Dallas en 2006 por su etapa en los Tornado, honores en San Diego y Atlanta y las Llaves de la Ciudad de Fort Lauderdale. El trofeo de campeón de la MASL lleva desde 2012 se conoce como la Copa Ron Newman.

*Fotografía: Twitter @SportingKC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s