19 claves de la MLS 2019 (III): La labor de resurrección de Matías Almeyda

La penúltima gran evolución de la MLS se dio en estos últimos cinco años con la llegada de jugadores jóvenes con ganas de llegar a EE. UU. como escala previa a Europa. La nueva vuelta de tuerca que están buscando las franquicias estadounidenses y canadienses es la de potenciar aún más sus banquillos. Las últimas temporadas han empezado a dejar una base de sistemas tácticos mucho más evolucionados que el preponderante 4-4-2 de principios de década, y nombres como Patrick Vieira, Gerardo Martino o Domènec Torrent se han unido al de los técnicos locales más destacados, caso de Peter Vermes, Gregg Berhalter o el más reciente Chris Armas.

El entrenador más triunfante ha sido, sin duda, el Tata Martino, capaz de elevar Atlanta a lo más alto de la liga en un tiempo récord. La perspectiva argentina no sólo en cuanto a jugadores, sino también en cuanto al juego, ha hecho avanzar a pasos agigantados al fútbol norteamericano, y en San José han tomado debida nota de lo sucedido en el sur de EE. UU.

Después de la fallida apuesta por el sueco Mikael Stahre la temporada pasada, los Earthquakes han estado ágiles para hacerse con los servicios de Matías Almeyda. El Pelado estaba sin equipo desde que, a mediados de año, la directiva del Guadalajara mexicano decidió prescindir del líder espiritual que había conseguido llevar al equipo a ganar la Champions League de la región. La era postAlmeyda en las Chivas habla por sí misma, con el equipo anclado en los últimos puestos durante la última Liga MX y un irrisorio sexto puesto en el Mundial de Clubes.

La imagen de Almeyda en México se mantuvo intacta, y no eran pocas las voces periodísticas que reclamaban al argentino como nuevo seleccionador tras la era Osorio y el interinato de Ricardo Ferretti. La FMF terminó decantándose por Martino y el peor equipo de la MLS 2018 no dudó sobre quién debía ser el hombre que levantara de las cenizas el proyecto Earthquake.

Con Matías Almeyda llega también Benjamín Galindo, conocedor exhaustivo del fútbol mexicano, así como el exportero del Mallorca y la selección argentina Carlos Roa como caras más reconocibles de su cuerpo técnico. Se espera así que tanto México como Argentina sean dos zonas prioritarias para la captación de nuevo talento que potencie una plantilla más que discreta y haga olvidar las últimas temporadas en San José, donde los únicos alicientes habían quedado reducidos a la disputa del CaliClásico de turno ante LA Galaxy, el eterno rival.

Fijar la obra de Gerardo Martino en Atlanta como vara de medir para Matías Almeyda puede resultar exagerado e incluso injusto para un entrenador que llega al equipo más pobre en lo competitivo de la competición. Su labor al frente de las Chivas es el referente inmediato para valorar la labor que pueda desarrollar en California, y el brillo conseguido en la final ganada a Toronto, así como el descenso a los infiernos posterior del equipo tapatío dejan claro que el futuro en San José, a priori, pinta mucho mejor con Almeyda al frente de la nave que sin él.

Fotografía: Twitter @SJEarthquakes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s